anuncios
anuncios

Formación de un Pequeño Empresario

pulso_10_13_art_3_b
Pymes, especialmente micropymes, y autónomos forman la mayor parte del tejido empresarial español, y las cifras van en aumento. Sin embargo, es frecuente que muchos de ellos no cuenten con suficiente formación en el terreno empresarial, lo que complica su ya de por sí difícil tarea. La mayoría de las veces, se trata de expertos en alguna materia que deciden emprender un negocio propio, por lo que –aunque su formación sea excelente en su área– carecen de algunos conocimientos y habilidades necesarios para desenvolverse como empresarios.

Son muchos los que se ven abocados a aprender a gestionar a base de cometer errores, de modo que terminan haciéndose a sí mismos, pero tal vez se podrían evitar muchos malos tragos adquiriendo conocimientos previos en algunas áreas. Las finanzas y, sobre todo, el manejo de los equiposson materias que es recomendable dominar para evitar fallos que pueden salir muy caros a una compañía.

El empresario debe asumir que su cometido principal es la organización de los recursos, tanto económicos como humanos, por lo que ha de conocer conceptos básicos de contabilidad y fiscalidad y saber repartir el trabajo entre sus empleados, así como motivarlos adecuadamente.

Aunque este tipo de formación suele asociarse con costosos másteres impartidos en instituciones de prestigio, existen otras opciones que requieren una menor inversión y que servirán para obtener una preparación suficiente para los aspectos básicos. En Santander Advance, por ejemplo, hemos puesto a disposición de los empresarios una amplia oferta de cursos sobre distintas materias que pueden resultar de gran ayuda.

No hay que olvidar que la formación debe ser constante y que tendrá que avanzar a medida que la empresa se vaya desarrollando. Por ejemplo, llegado el momento de internacionalizar el negocio, el responsable tendrá que reciclar sus conocimientos una vez más para aplicarlos al nuevo reto que tiene por delante.

Related posts